Skip to main content

Blog entry by Carlos Lara

Ventajas y desventajas de las bicicletas eléctricas

Ventajas y desventajas de las bicicletas eléctricas

Una bicicleta eléctrica, también conocidas como eBike no es
más que un modelo que utiliza un motor eléctrico integrado para dar esa pequeña
mano en la propulsión del vehículo. Hay una gran variedad de bicicletas
eléctricas: algunas más ligeras alcanzan velocidades entre 20 y 32 km/h,
mientras que otras más potentes alcanzan la marca de los 45 km/h. Utilizan
baterías recargables y han ido ganando popularidad en buena parte del mundo.


Ventajas

Entre las ventajas de una bicicleta eléctrica
en relación con la bicicleta normal es su practicidad. Permite el uso de un
vehículo prácticamente no contaminante para circular por la ciudad de forma
práctica y rápida. Para aquellos que tienen limitaciones físicas o no quieren
sudar para trabajar, la bicicleta eléctrica tiene una función especial en la
movilidad urbana, creando independencia de los coches y del transporte público.
Fomenta el ejercicio físico y es un gran aliado en las rutas con escaladas. Sin
mencionar que no emite gases contaminantes en el área urbana. El hecho de que
pueda contar con ayuda eléctrica y requiera menos esfuerzo en los paseos hace
que la gente se sienta más segura para recorrer distancias un poco más largas.

Características

Hay dos grandes grupos de bicicletas eléctricas: el primero
son los pedelecs, que son las bicicletas sin acelerador y cuyos motores se
activan como los pedales del ciclista. En este caso, la bicicleta sólo se
moverá por el acto de pedalear. El otro grupo incluye las bicicletas eléctricas
con acelerador. Tienen las opciones de acelerar solamente, pedalear solamente o
una combinación de las dos funciones.

En ambos grupos, los principales componentes de una
bicicleta eléctrica son el motor; la batería, que se encarga de alimentar el
motor; el controlador electrónico o módulo que controla la velocidad del motor;
el acelerador; el sistema de pedaleo asistido (PAS); y el tablero de
instrumentos, donde es posible seguir en tiempo real la información de la
bicicleta, como el nivel de la batería y la velocidad.

Es necesario discutir la legislación que fomenta el uso de
la bicicleta eléctrica. La importancia de esta ley abarca cuestiones tales como
la disuasión del uso del automóvil y el fortalecimiento de la reivindicación de
la infraestructura para los ciclistas.

Muchos países ya han promulgado leyes que funcionan bien
para regular el uso de las bicicletas eléctricas. Para ello, tuvieron que
definir características para hacer la clasificación de lo que es o no es un
ebike. Las bicicletas eléctricas pueden tener características muy diferentes,
por lo que no basta con definir una bicicleta eléctrica como un vehículo de dos
ruedas con un sistema de tracción eléctrica. Las bicicletas eléctricas deben
ser configuradas de acuerdo a su uso previsto. Por lo tanto, hay que tener en
cuenta la velocidad máxima, la autonomía, el par, la potencia, el tipo de
aceleración y los sensores, la resistencia a la lluvia y al mar, el peso, el
tipo de tracción, etc. Por ahora, la falta de consideración y conocimiento
retrasa el progreso y el orden de inserción de estos vehículos, que sin duda
ocuparán un lugar expresivo en la movilidad futura.

Beneficios de tener una bicicleta eléctrica

Una gran oportunidad para ponerse en forma;

Puedes ahorrarte un buen dinero;

No hay necesidad de licencias o impuestos para volar uno;

La bicicleta es considerada uno de los medios de transporte
más rápidos en las grandes ciudades;

Todo esto sin contar los muchos beneficios que trae una
bicicleta convencional.

Problemas

La contaminación indirecta generada por la bicicleta
eléctrica debe tenerse en cuenta al generar electricidad para su uso, además de
su fabricación y eliminación, y en estos casos las baterías son el principal
problema. Aun así, los efectos positivos para el medio ambiente siguen teniendo
una ventaja, ya que una bicicleta tiene un impacto ambiental mucho menor que
los coches convencionales.

Las baterías, que antes estaban hechas de plomo y ácidos,
están siendo reemplazadas por las de iones de litio, que además de ser más
duraderas (suelen tener entre 400 y 2000 ciclos de recarga), son mucho menos
tóxicas y pueden ser recicladas. Sin mencionar que cada día se desarrollan
nuevas tecnologías para fabricar baterías de mayor duración y menor impacto de
eliminación. Y no podemos olvidar los modelos de bicicletas eléctricas
alimentadas por energía solar.


  • Share

Reviews